Cigarro de Pasta Filo con Mango, Anacardos y Miel

Cigarro de Pasta Filo con Mango, Anacardos y Miel

Cigarro de Pasta Filo con Mango, Anacardos y Miel / #Crujiente

El crujiente es para muchos la textura más querida en un plato, y este Cigarro de Pasta Filo con Mango, Anacardos y Miel es el postre más dulce, crujiente y fácil que he hecho nunca (aunque no me atrevería a elegir una favorita entre nuestras recetas dulces). Los ingredientes de esta receta prácticamente se delatan en su nombre; fruta tropical fresca y anacardos tostados, rodeados de un pegajoso sirope como la miel bio o agave para una opción vegana, acurrucados en una delicada masa de desmoronadizo filo. ¿Suena bien verdad?

Poca técnica o secretos pueden contarse sobre este plato, el truco está en la combinación de ingrdientes en su justa medida, teniendo en cuenta vuestros gustos. Intentad no pasaros con el dulzor, sobretodo si usáis a los potentes sirope de agave o de arce, y aseguraos de que la pasta sea suficientemente para sostener el relleno pero fina y crujiente al hornearla. También, animáros a cambiar ingredientes, otras frutas, nueces o toppings pueden funcionar perfectamente con la idea básica de un cigarro de filo. Manzana y cardamomo, fresas y ruibarbo… Por nombrar algunas opciones. ¡Lanzaros y sed creativos!

INGREDIENTES:
· 1 Mango
· 2 puñados de Anacardos
· 2 cucharadas de Miel (o sirope de Agave/Arce para la opción vegana)
· 4 hojas de Filo
· 2 cucharadas de Aceite de Coco

PREPARACIÓN:
Para el relleno, trocea y tuesta los anacardos, mézclalos con el mango cortado en cuadraditos y 2 cucharadas de miel. Con la ayuda de una brocha, pinta una placa de filo con el aceite de coco fundido (cualquier grasa podría funcionar; mantequilla, margarina e incluso aceite de oliva). Dobla la pasta y coloca unas cucharadas del relleno a lo largo del rectángulo. Empieza a enrollar el cigarro y a la mitad, dobla los extremos hacia el centro sobre el mango, acaba de enrollarlo y acábalo engrasando el final que queda. Con el lado del cierre reposando contra la bandeja de horno, cocínalos a 200ºC durante 15-20 minutos o hasta que se doren.
Sírvelos solos espolvoreados con azúcar glass o calientes bajo una bola de helado.

Reproducir Canción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *